Esperanzas elevadas

DSC00106

“Dios quiera que esta democracia americana sea la primera nación en establecer el fundamento del acuerdo internacional. Que sea la primera nación en proclamar la universalidad de la humanidad. Que sea la primera en izar el estandarte de la Más Grande Paz, y que a través de esa nación de la democracia se difundan estas intenciones e instituciones filantrópicas a lo largo y a lo ancho del mundo. Verdaderamente, ésta es una grande y reverenciada nación. Aquí la libertad ha alcanzado su más alto grado. Las intenciones de su pueblo son muy encomiables. Ellos, en verdad, son dignos de ser los primeros en construir el tabernáculo de la Más Grande Paz y proclamar la unidad de la humanidad. Suplicaré a Dios por ayuda y confirmación en vuestro nombre”.

– Un extracto de una charla de ‘Abdu’l-Bahá el 20 de abril de 1912 en la Public Library Hall en Washington, D.C., Estados Unidos; tomado del libro “La Promulgación de la Paz Universal”.